Casas modulares

Disfrutar de una casa modular o prefabricada tiene como primera ventaja su precio, ya que suelen ser bastante baratas. Tal pueda existir el error de pensar que el hecho de que estas viviendas no sean nada caras, sino todo lo contrario, está asociado a la falta de belleza de las mismas o a la falta absoluta de prestaciones o de respuestas.

Ahora, por algo más de 50.000 euros, el usuario puede hacer con una casa modular verdaderamente espectacular en su diseño. Parecen las típicas casas de los actores de Hollywood o de las películas, con ingeniosas plasmaciones arquitectónicas y con piscinas de ensueño en el patio delantero. Es cierto que las viviendas modulares que gozan de más estética y rozan la absoluta excelencia sí que cuestan más dinero, pero resulta siendo poco en relación a la impactante imagen que ofrecen.

casasmodularesSu sistema de construcción suele ser ágil, con un sistema de montaje parecido al de las típicas casas prefabricadas y con unas placas de yeso laminado. Previamente, las piezas vienen ya dadas, aunque la calidad es tal que resultaría prácticamente imposible a simple vista distinguirlas de las viviendas tradicionales. También hay construcciones de hormigón armado que vienen complementadas por elementos cerámicos y por los aislantes e impermeabilizaciones pertinentes.

Entre los modelos que se pueden elegir, aparecen desde los diseños más clásicos hasta los más modernos y vanguardistas, pasando por las nuevas casas rústicas de low cost, que están al alcance de todos los bolsillos de compradores de casas. Encontramos además modelos más personalizados, como los zigurats, los freixeiros, los peizos o los outes. No hay que olvidar que hay tres grandes zonas diferenciadas en lo que a diseños de casas modulares en España se refiere: uno, Galicia; dos, Cantabria, Castilla y León y Asturias; tres el resto del país. Tal vez será hora de repensar el concepto de vivienda y beneficiarse de las múltiples ventajas estéticas y pragmáticas de este tipo de casas.