LA NUEVA TECNOLOGÍA EN LAS CASAS

Antes era impensable que existieran casas inteligentes. Pero el sistema domótico se puede aplicar en cualquier tipo de vivienda ya sea chalet, vivienda unifamiliares o vivienda protegidas.

Con el paso del tiempo y con los avances tecnológicos, la domótica ha provocado una gran progresión. Como saben, instalar este tipo de sistemas nos lleva a reducir el consumo de electricidad. Por ejemplo cuando llega al final del día y está sentado tan tranquilo en el sofá y se te olvida apagar las luces, este sistema te permite que la luz se apague pasado un tiempo. De esta manera no hace falta que te levantes para apagarlo, lo hace solo.

Además controla la potencia de la luz, en función del número de personas que se encuentre en ese momento, para reducir el gasto al mínimo. Si tiene algún familiar a cargo o persona mayor y se levanta, este sistema le avisa de cualquier movimiento y puede encenderse una luz más tenue por si esa persona lo necesita. Si hay algún tipo de avería que puede poner en peligro no solo los bienes materiales sino también los bienes personales, te advierte de cualquier tipo de problema.

La verdad es que los medios de comunicación nos ofrecen numerosas noticias sobre avances en domótica pero parece ser que no están al alcance de todo el mundo. Es tal el avance, que se han desarrollado técnicas para que solo con su voz sean capaces de reconocerle sin necesidad de teclear nada. Otros trabajan con técnicas para aquellas personas que se han perdido y  puedan ser encontradas con mayor facilidad.

Es verdad que ahora sería imposible vivir sin tecnología en casa, pero ha llegado un momento en el que nosotros no controlamos las máquinas, sino que son ellas las que finalmente nos llegan a controlar a nosotros.